6

El condón. Cómo usarlo correctamente

Hace tiempo que no sabéis de mí. A mi blog le ha costado reconocerme cuando me ha visto. Pero aquí me tenéis de nuevo. No sé por cuánto, ni con qué intensidad. Lo único que sé es que nunca he dejado de pensar en verde, y que pase lo que pase volveré.

Y vuelvo con un tema más que mascado, pero siempre de interés. Porque puede parecer que lo sabemos todo sobre nuestro amigo el preservativo, pero estoy seguro de que mucha gente tiene problemas con él, y no está de más hacer un repaso del tema para resolver dudas, aprender alguna técnica y encontrar respuestas.

Y como PIENSA EN VERDE es leído tanto por abuelos como por adolescentes, vamos a empezar por lo básico, que es definiendo qué es un preservativo.

¿Qué es un preservativo?
El preservativo, también llamado condón, se trata de un método anticonceptivo, a la vez que reduce el riesgo de contraer enfermedades de transmisión sexual. Suelen estar fabricados en latex y con forma de pene. Pueden incorporar lubricante y espermicida, y los hay de todo tipo de tamaños y colores.

¿Cómo funcionan?
Al cubrir el pene completamente, recogen tanto el líquido preseminal (previo a la eyaculación), como el semen durante la eyaculación. También, al retener el semen o cualquier fluido, previenen de enfermedades de transmisión sexual.

¿Son eficaces?
Como cualquier otro método anticonceptivo, su correcto uso aumenta la eficacia del mismo. En este caso, cada año 2 de cada 100 mujeres cuya pareja usa condón correctamente quedan embarazadas. Se puede aumentar su eficacia usando espermicida o retirando el pene antes de la eyaculación.

¿Cuáles son sus ventajas?
Son muy baratos, seguros y fáciles de usar. Previenen de enfermedades de transmisión sexual. No necesitas receta médica para comprarlos, y puedes conseguirlos casi en cualquier farmacia y centro comercial. Puede usarse como método anticonceptivo adicional, junto a otros métodos, para tener más seguridad.


¿Y las desventajas?
Muchas parejas son reacias al uso del condón, ya sea porque dicen perder sensibilidad, o porque durante el momento en el que se lo colocan pierden la excitación. A estas personas les diría que no diferencien fases durante sus relaciones sexuales. Nunca hay que dividir tus relaciones en: juegos preliminares, colocación del condón, coito, retiro del condón. No seamos máquinas. Tenemos que hacer que ponerse el preservativo forme parte de nuestras relaciones sexuales. Que sea parte del juego, ya sea con la ayuda de tu pareja, o ponértelo mientras tu pareja te estimula los testículos. Hay mil maneras de incorporar el condón a nuestra vida sexual sin que afecte, o incluso haciendo de ese momento, un momento muy divertido.

¿Cómo colocar un condón?
Con un poco de práctica, los condones son muy fáciles de colocar, y podrás hacerlo incluso mientras le ofreces sexo oral a tu pareja... y casi sin dejarle pensar, le estarás penetrando totalmente encapuchado. Es importante que los dos sepan colocar el condón, que no se convierta en el trabajo de uno sólo. Se puede practicar con uno mismo o con un plátano, pero es importante practicar, sobre todo si no se han tenido relaciones sexuales, o si se han tenido pero sientes que no has colocado el condón correctamente otras veces. No pasa nada por practicar, es más, te sentirás mucho más seguro/a a la hora de la verdad, y las cosas fluirán mucho mejor.
Os dejo un vídeo que me ha gustado mucho. Sencillo pero bien explicado.



Algunos puntos a tener en cuenta
Algo muy importante y que suele ser el principal problema, que suele acabar en rotura, es el dejar aire en la punta. Es muy importante dejar espacio, pero no aire. Es decir, pellizcar la punta con los dedos antes de colocarlo, asegurándote de que no quede totalmente pegado a la punta del pene, pero a la vez asegurarse de que no queda aire. Ese hueco que dejamos sirve para guardar el semen. Si dejamos aire, esas burbujas pueden explotar el condón con el movimiento. Por lo que es muy importante no dejar aire en su interior.
Nada de aceites. Si necesitas lubricación, asegúrate de que sea compatible con el preservativo. Puedes preguntar en la farmacia y te contestarán sin ningún problema.
El agua no es amigo de los condones. Así que si piensas en tener sexo bajo el agua, piensa en otro método anticonceptivo.

Principales problemas

Me cuesta desenrollar el condón:
Puede deberse a varios motivos. Puede que el pene no esté completamente erecto. Esto suele pasar las primeras veces de su uso, en el que no estamos acostumbrados a plastificar nuestro pene, y no sabemos si estamos preparados para colocarlo. Es importante que el pene esté completamente erecto. Otro motivo puede ser el no remangar el prepucio. Antes de colocar el condón en la punta del pene, remanga el prepucio y deja cabeza del pene libre. Ahora coloca el condón, apretando la punta, y desliza el resto despacio. Otro motivo suele ser el querer colocarlo lo más rápido posible, y puede doblarse sobre sí mismo, es decir, puede que lo estires tan rápido que se monte sobre él mismo, y que por mucho que estires, el preservativo no se estire completamente. Por lo que tómatelo con calma, y en menos de lo que piensas tendrás todo bajo control y podréis seguir con lo vuestro.

Me aprieta o me queda grande
:
Como en la ropa, no siempre acertamos a la primera con nuestra talla. Hay condones de todo tipo de tamaños y de grosor. Puede que te cueste encontrar el tuyo, pero con experiencia y probando varios, enontrarás el que mejor se adapte a tu pene y a vuestros deseos. Yo recomiendo condones extra-finos, los cuales no pierden eficacia por ello, y se adaptan perfectamente al pene, tanto que con el tiempo llegarás a no sentirlo.

Pierdo la erección al intentar ponerme el condón
:
Lo primero que hay que pensar es que no es problema del condón, sino de la forma de afrontar el momento. Como he dicho antes, hay que intentar introducir el preservativo como si fuese uno más en la cama. Hay que contar con él como parte del juego sexual, y no como algo que hay que hacer para empezar a disfrutar.


Cada persona, cada pareja tiene que decidir qué método anticonceptivo va a usar. Puede que te cueste encontrar el tuyo, pero al final darás con el que mejor se adapte a tus deseos. También varía según el tipo de pareja que tengas. Si no tienes una pareja estable, el condón será tu mejor amigo. Si tienes pareja estable, puedes pensar en la pastilla anticonceptiva, más cómoda pero no apta para todas las mujeres. Lo importante es protegerse, tanto de embarazos no deseados como de enfermedades.


6 comentarios:

Sinuhloa dijo...

Vaya! Bienvenido de nuevo, se te echaba de menos.

Belsan dijo...

Ains, es que sólo de ver varios preservativos juntos ya me motivo. Preservativo, preservativo, buena herramienta y un gran amigo ^^

Aitor dijo...

Muchas gracias Sinuhloa!!

Anónimo dijo...

Sabia k volverías al lado verde...

Y como me alegro ;)

Blog Sex Shop dijo...

Que buen articulo con respecto al uso del condon nos ayuda mucho con las ETS y embarazos no deseados. Saludos...

Tienda Erotica dijo...

Excelente articulo amigo, la verdad tenia dudas acerca del uso del condon. Muchas gracias.