2

¿HIPO QUÉ? HIPOSEXUAL...



El término no es muy conocido, pero si pongo estos ejemplos lo pillaréis: una mujer que con toda clase de excusas le huye por meses (o años) a una relación sexual con su pareja, un esposo que después de aceptar a regañadientes un encuentro sexual con su mujer se duerme en el momento más importante, o una persona joven que rara vez fantasea o se masturba.

Todas estas características sirven para describir a los hiposexuales, personas que tienen un bajísimo, casi nulo, deseo sexual, debido especialmente a deficiencias en las hormonas que producen el deseo o la excitación sexual o a un desinterés absoluto por el tema.

Se diferencian de aquellos que están faltos de deseo (ya sea por alguna enfermedad, líos en el trabajo, infidelidades, estrés...) en que en su caso la falta de entusiasmo por el tema no es pasajera, sino permanente y claramente distintiva de su forma de ser. Ellos, simplemente, no piensan en sexo.

Según cifras no oficiales, citadas por la Agencia de Noticias sobre Diversidad Sexual, tres de cada 10 personas en el planeta encajan en esta descripción.


http://img116.imageshack.us/img116/8545/soloenlaplayacopypc1.jpg


CAUSAS

  • Las causas del desinterés en el sexo pueden ser físicas o mentales o, en muchos casos, una combinación de las dos.
  • Puede darse por poca o nula producción de las llamadas hormonas del deseo
  • O por una condición genética que hace disminuir los receptores cerebrales de dichas hormonas.
  • Otros, sencillamente, nunca se familiarizaron con el contacto físico en sus familias y eso, combinado con una baja producción de hormonas o causas genéticas, hace que no se interese para nada en el sexo.


CÚANDO SE DA
  • La situación se manifesta desde la adolescencia con la llegada del desarrollo y la aparición de los primeros sueños y deseos sexuales.
  • Muchos de quienes la padecen tratan de manejar la situación y se fuerzan a tener contactos sexuales
  • Otros asumen desde jovencitos que les gusta estar solos y que no requieren ese tipo de compañía. (pobrecitos...).


TIPOS
  • Hiposexuales son aquellos de muy bajo deseo sexual, pero que son excelentes personas, buenos conversadores y muy sociables. Suelen establecer relaciones sentimentales y, ocasionalmente, sexuales, aunque su agrado por el tema sea nulo. Lo común es que se casen.
  • Los apragmáticos son aquellos que nunca aprenden a tener contacto físico o sentimental con los demás seres humanos y esto hace que las pasen canutas en sus encuentros sexuales. Provienen de hogares en que las manifestaciones físicas de amor o cariño eran nulas. Otra de las razones de su comportamiento puede ser por la costumbre de poner una especie de velo a toda expresión erótica.
  • Los anhedónicos son muy similares a los anteriores, pero pueden venir de un hogar cálido y amoroso. Son personas que no tienen novio ni novia ni ningún tipo de relación. Generalmente son seres solitarios.

http://blogboda.com/files/stress.jpghttp://www.salamancaactualidad.com/OCTUBRE_07/estres-.jpg

Todos estos datos dependen mucho de cada situación... Pueden darse temporadas en las que no te interese para nada el sexo. Normalmente suele estár relacionado con temporadas de estrés, problemas en los estudios o trabajo...
De todas maneras, aquí tenéis unos datos sobre la frecuencia sexual que he encontrado por ahí... pero aquí cada uno folla cuanto quiere. Que yo personalmente prefiero calidad que cantidad... XD.
  • De los 20 a los 30 años, de dos a cuatro relaciones semanales.
  • De los 30 a los 40, entre una y tres.
  • De los 40 a los 60, una cada 8 a 15 días.
  • De los 60 en adelante, una cada 15 días o al mes.
Según la curva de Gauss, para parejas casadas o en unión libre. Quienes estén por encima o por debajo de esos promedios se consideran hiper o hiposexuales.




¿Y tú? ¿Cómo te ves? ¿Crees que no dedicas el tiempo que quisieras al sexo? ¿Cuáles son los factores? ¿Follas como un conejo? XD.

La verdad es que me dan un poco de pena estos hiposexuales... no saben lo que se pierden!!!

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Me considero hipersexual.
Pero no siempre fue así. La principal causa, las discusiones con la pareja, q hacían q no tuviese malditas ganas de nada. Pero eso pasó a mejor vida.
Nada como una pareja q te provoque continuamente, una buena comunicacion y una sana sexualidad.

;D
Gatita contenta

Aitor dijo...

La verdad es que me dan un poco de pena.
Yo también podría considerarme hipersexual, aunque me viene a temporadas... entre los estudios, el trabajo... el estrés es un mal compañero del sexo!